top of page

La diferencia entre la Apostilla y la Legalización

Cláusula de la Apostilla: Simplificación de la legalización de documentos

En el mundo globalizado de hoy en día, existe una creciente necesidad de utilizar documentos a nivel internacional. A menudo, estos documentos requieren confirmación por parte de las autoridades pertinentes para ser válidos y reconocidos legalmente en un país en particular. Para facilitar este proceso, se introdujo la cláusula de la Apostilla.


La cláusula de la Apostilla proporciona un método simplificado de legalización de documentos internacionales. A diferencia de la legalización tradicional, que implica múltiples etapas y formalidades, la Apostilla es un proceso relativamente rápido y sencillo. Esto es posible gracias al Convenio de La Haya, adoptado en 1961 y actualmente vigente en más de 120 países.

¿Cómo obtener una Apostilla en Polonia y en el extranjero?

En Polonia, el procedimiento para obtener una Apostilla generalmente es llevado a cabo por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Para documentos como certificados de nacimiento, diplomas educativos o actas de matrimonio, el proceso generalmente implica registrar el documento en la Oficina del Registro Civil correspondiente y luego presentarlo en la Delegación o Departamento Nacional del Ministerio de Asuntos Exteriores para obtener la Apostilla.


Para documentos destinados a ser utilizados en el extranjero, el proceso de obtención de la Apostilla varía según el país. Se recomienda consultar al consulado o embajada local para determinar los requisitos específicos y los pasos a seguir. El sitio web de la Conferencia de La Haya sobre Derecho Internacional Privado proporciona una lista de países que han adoptado el Convenio de La Haya e información sobre cómo obtener la Apostilla en cada país respectivo.

Proceso de legalización: de dos etapas y más complejo

En los casos en que un país no sea parte del Convenio de La Haya, puede ser necesario llevar a cabo un proceso de legalización de documentos. La legalización es un procedimiento más complejo que consta de dos etapas. En la primera etapa, los documentos deben ser autenticados por las autoridades pertinentes del país donde se emitieron. En la segunda etapa, los documentos deben ser presentados al consulado o embajada del país donde se pretende utilizar, para obtener una autenticación adicional.

En conclusión, la cláusula de la Apostilla y la legalización son dos métodos distintos para validar documentos internacionales. La Apostilla ofrece un enfoque más simple y eficiente, aplicable en la mayoría de los países que son parte del Convenio de La Haya. Sin embargo, si el país en cuestión no es parte del convenio, puede ser necesario un proceso de legalización más complejo. Siempre es recomendable consultar a las autoridades pertinentes o a la embajada para obtener información sobre los requisitos específicos para los documentos y el país de uso.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page